';
Preloader logo

Efímeros

Tiempo de flores 1999 – “Cielo y Tierra”

Galería imágenes
Galería imágenes
Galería imágenes

INFORMACIÓN

Cuando se plantea una actuación en un lugar de una calidad especial y arquitectónica impresionante cómo es el claustro de la Catedral de Girona, se me hace difícil pensar en términos de ordenación, de ajardinamiento o de modificación. Si bien pues, lo que está bien está bien.

En base a estos criterios de respeto con el lugar, el claustro como su nombre indica, genera unas sensaciones de cierre e invita al recogimiento de uno mismo, lo que hace que sea un espacio por si solo interesante.

Observando el lugar me surge una duda: evaluar la fuerza de esta sensación.

Si esta viene dada por el hecho de la propia arquitectura cerrada del lugar, que hace mantener una mirada baja y plana “tierra” o quizás por la pérdida de sensación de espacio abierto. Si bien pues, el espacio abierto se manifiesta como un simple plan encuadrado por la propia arquitectura “cielo”.

La obra pretende realizar una investigación sensitiva, con el acercamiento de estos dos espacios, mediante la introducción de un elemento con capacidad rítmica ascendente, que consiga visualmente unir estos dos planos, que por sí, son espacios contrapuestos en en cuanto a dimensión. Seguramente el resultado que genera es interesante sensitivamente, si bien pues el claustro cerrado en él mismo de arquitectura pesada soportado por plan de tierra, enseña una puerta de salida al exterior con capacidad de recrear imaginaciones abiertas e ilimitadas.

La jardinería en en cuanto a oficio antiguo, tiene el reto diario de recrear espacios agradables, al igual que otras disciplinas; esto invita a la recreación artística y abre las puertas a la utilización de cualquier material, para conseguir la finalidad deseada.

Por lo tanto, en la creación de espacios se plantea la pérdida de límites entre disciplinas, lo que enriquece a cada una de ellas, siempre y cuando la mirada del observador se sienta complacida o se consiga la finalidad deseada.

Elemento escogido:

El palomo: elemento muy cercano a la Catedral y a grandes arquitecturas, capaz de volar, y en grupo crear un movimiento formal interesante.

“Cuando el que está bien está bien, hay que ser respetuoso y saber el papel que tiene que ocupar nuestra actuación, si bien pues, entiendo que tanto sólo saber decantar una mirada puede ser motivo de un buen proyecto”.

SITUACIÓN: Girona
FECHA EJECUCIÓN: 1999

PROYECTOS PARECIDOS